Miedo a la página en blanco

via pinterest

Creo que fue entre octubre y noviembre cuando decidí empezar un blog. Abrí una cuenta en blogger, vi un par de vídeos de háztelo tú mismo y me peleé con el servidor hasta darle una forma que más o menos me agradara.

Llegó después el momento de escribir. De mis días, de lo que me entretiene, de lo que vendrá o me gustaría que viniera... Han pasado tres meses desde entonces y no he visto el momento de empezar. Quizá porque el hecho de comenzar un blog conlleva el compromiso de continuarlo, quizá porque no tengo claro si hay mucho más que decir de lo que ya se dice ahí fuera. Sea lo que sea, aquí estoy por fin. Veamos si llego al año. Allá vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario