Una petición especial

Nos van a poner un andamio en la fachada. No sé que tengo yo con las obras, que parecen perseguirme. Es llegar a una casa y ponerse de acuerdo todos los vecinos para poner a punto el edificio.

Y en eso estábamos, en una larga y aburridísima cadena de emails vecinal, unos preocupados por el presupuesto y otros por cuánto durarían las obras, la limpieza, etc… A mí particularmente me preocupaba que las cortinas que había encargado para el salón no llegaran a tiempo y tuviera que dar los buenos días a los obreros durante dos semanas. Ya sabéis, problemas del primer mundo.

Y fue entonces cuando uno de los vecinos me sorprende felizmente con este mensaje que paso más abajo a traducir:




“Yo tengo una petición un poco especial.

¿Podría usted insistir –se lo dice al administrador de la finca- a los obreros que no tapen los orificios que se encuentran bajo la cornisa y que permiten que una colonia de vencejos aniden desde siempre en el desván? Cada año, asistimos con placer al baile de los padres que acuden a alimentar a sus pequeños. Nuestro gato lo encuentra también muy interesante aunque no estoy seguro de que sea animado por las mismas buenas intenciones que nosotros. Felizmente está la ventana… y él tiene vértigo.

Gracias por adelantado.

(El vencejo, especie protegida en Francia y Suiza, aquí no lo sé pero lo supongo)”.

No sé vosotros, pero yo propongo crearle un club de fans.

Imagen del salón de Manolo Yllera, que me fascina, en AD


Y hablando de pájaros, y de vencejos, que son muy parecidos a las golondrinas, ¿qué me decís de esas preciosas cerámicas para colgar en casa? Los que no tenemos la fortuna de vivir el milagro de la Naturaleza dentro de nuestras cuatro paredes, al menos podremos mínimamente evocarlo con la felicidad de saber que no corremos peligro de que migren.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me declaro totalmente fan del vecino (los belgas son gente muy peculiar!, en general, para bien). Y ya de paso, también digo que fan de tu blog.


    Firmado:

    Una española que también vive en Bruselas, y los fines de semana, cerca de Châtelain

    ResponderEliminar
  3. Querida! Deberías cambiar tu nombre...lady scaffolding! ; ) Cuenta conmigo para ese club de fans! Bss!

    ResponderEliminar
  4. Querida @lavidaenblancoynegro, mil gracias por tus palabras. Es verdad, los belgas son gente "especial" aunque te mentiría si no dijera que a mí me alegra más saber que estoy rodeada de españolitos por el barrio, aunque sea los fines de semana! ��

    ResponderEliminar
  5. Ainsss Beíta, te diré que hubo un tiempo en Madrid, con otro scaffolding en mi balcón que lo valoré seriamente. Quién sabe, igual hubiera sido más inspirador...Y si no, al tanto con el sector obrero, con esas botas de montaña, monos vaqueros y casquetes en tono hueso, pura tendencia!

    ResponderEliminar